Una de las cosas que nos gusta a todos cuando visitamos un lugar nuevo es probar sus platos típicos. Sobre todo si hablamos de la Costa Blanca. Su gastronomía es uno de sus atractivos principales, pues se ha hecho con un gran prestigio internacional debido a su alto nivel; llegando a hacerse con 9 estrellas Michelín, la mayor distinción gastronómica a nivel mundial.

La cantidad de restaurantes y tiendas de comida las cuales se pueden encontrar a lo largo de toda Costa Blanca es innumerable, entre los más famosos tenemos a Benidorm, a Calpe, a Altea o a Alicante. La comida servida se convierte en un verdadero placer, su gama variada de exóticos restaurantes de todos los precios, calidad inmejorable, buena atención así como un ambiente excelente para degustar la comida, aseguran la satisfacción total de incluso los paladares más exigentes.

Los productos utilizados en los platos son de origen local, tanto del mar como de la tierra y con una calidad inmejorable. En diversas zonas combinan estilos de cocina variados para hacer platillos únicos. Podemos ver estilos de cocina tanto celta como de América Latina, cocina griega, romana e incluso marroquí.

La comida de la Costa Blanca se encuentra ubicada en el centro de la dieta mediterránea, de acuerdo con la zona y estación la Costa Blanca es rica en pescado, verduras, aceite de oliva, harina, arroz y frutas siendo estos los ingredientes principales y más famosos en su gastronomía. Aunque esto no significa que solo vayas a encontrar platillos hechos a base de estos ingredientes, puesto que por ejemplo podemos encontrar un helado de Jijona hecho a base de turrón de almendras, siendo también un postre popular y muy delicioso ahí.

Benissa, centro historico del medievo

Además de esto y como se acaba de mencionar, estos ingredientes no son los únicos que verás en la gastronomía de la Costa Blanca, ya que si buscas un poco más a fondo podrás disfrutar de deliciosos platos preparados con carne de cordero, conejo acompañado de ajo y tomate así como otros embutidos variados. Sin mencionar los exquisitos vinos locales de la provincia, llegando a incluir vinos prestigiosos provenientes de Jalón.

Utilizando los ingredientes más populares de la Costa Blanca podemos encontrar platillos destacados como son la paella, al igual que las diversas clases de preparación de arroz. Las recetas cotidianas de Costa Blanca pueden ser desconocidas en el exterior para algunas personas y es ese el atractivo principal que atrae a las personas a la mesa.

Los platos tradicionales a base de pescados y mariscos son una tradición imperdible,  debido a la costumbre pesquera formada durante años que la mayoría de las ciudades conforman. La variedad de carnes, pescados y arroz que puedes encontrar en las diferentes recetas características de Costa Blanca resulta casi incontable.

Zonas donde degustar la gastronomía Mediterránea

Escápate al medievo y disfruta de uno de los centros medievales más bonitos de la zona de Levante, el . Sin lugar a duda un lugar con mucho encanto para hacerte las fotos de boda.

Cerca de aquí tenemos el majestuoso pueblo de Calpe, que reconoceremos por el Peñón de Ifach con su silueta achaparrada. Un pueblo lleno de calas dónde perderte y retratar ese día tan importante.

Benissa, un lugar con encanto

Aunque Calpe, Benissa o Altea sean lugares con un encanto especial, una de las zonas preferidas para degustar la gastronomía es sin dudas Alicante. Esta cuenta con un producto concreto llamado litoral alicantino que si eres alguien que disfruta de descubrir nuevos ingredientes y sabores será una experiencia inolvidable.

Pero Alicante no es famoso solamente por ese ingrediente, debemos tener en cuenta que posee una gran cantidad de restaurantes con diversos platillos que no te puedes perder. Langostinos en Guardamar del Segura, un caldero en Illa Tabarca, su extraordinaria Reserva Marina entre otros.

Explorar a fondo la gastronomía de la Costa Blanca llega a ser un reto imposible por  todas las variaciones que podrías encontrar a base de un solo alimento. Puedes pasar días probando diferentes recetas de arroces, platillos con conejo y caracoles, guisos exquisitos con ingredientes como legumbres, carnes, verduras y hortalizas.

Gazpachos con carne de caza o corral, sabores concentrados y guisos nutritivos que podrás hallar en la Vega Baja, La Marina Alta y obviamente en Alicante.

Pescado en conserva en forma de escabeches y salazón, exquisitas huevas, ventrisca de atún, sardina y bacalao salado, arenques y una amplia gama de pescados conservados que ampliarían el paladar de cualquiera. Siendo normal ver villas en la Costa Blanca con este platillo

No podemos olvidar las bebidas típicas. El vino es uno de los productos más importantes de la provincia alicantina y una parte imprescindible en una visita gastronómica a Costa Blanca. El clima y tierras de Alicante varían según la zona, pero esa es la razón de que tengan un catálogo de vinos tan bien surtido, siendo el vino tinto el 75% de la producción de la zona.

Ir al contenido