Impuestos a pagar al comprar una vivienda en 2019 en España

Adquirir una vivienda es una decisión que no se debe tomar a la ligera, pues se trata de una compra que puede terminar afectando negativamente tus finanzas si no te aseguras antes de poder cubrir todos los elementos técnicos y legales, y demás gastos que se asocian a esta inversión. Es de suma importancia tomar en cuenta todos los impuestos vinculados a la compra de una vivienda en España al momento de crear un presupuesto, ya que aun si no tienes hipoteca, siempre tendrás gastos extra.

Lo mejor es consultar fuentes expertas en la materia para certificar que la deuda no esté por encima de tu presupuesto, y así evitar una deuda más grande de la estimada o sorpresas de último momento que estén por encima de tus posibilidades monetarias.

Hacer la inversión en una nueva propiedad puede ser una forma de asegurar tu patrimonio financiero, sin embargo, también puede tener un efecto contrario si no estás preparado para asumir los gastos impositivos que se derivan de este tipo de transacción. Y es que son varios los impuestos que se deben afrontar para poder hacer efectiva la compra de una casa o piso en España.

Si estás considerando dar el paso para obtener tu propia casa, debes ponerte al tanto de cuáles serán todos tus compromisos con el fisco para que puedas hacer una inversión satisfactoria. A continuación te indicamos los impuestos vigentes en 2019 que debes pagar en España para poder comprar una vivienda:

IVA (Impuesto al Valor Añadido)

Este es un impuesto de tipo indirecto que está fijado en el consumo de bienes y servicios, bien sea para empresas como de personas naturales, es decir, debe ser pagado por todos sin diferenciar su situación. En 2019, el IVA en lo que respecta a la compra de propiedades inmuebles no ha registrado cambios.

En este ámbito, este impuesto se calcula en base a los tres tipos impositivos vigentes en España, esto significa que puede ser al 4 % (solo casas nuevas que se consideren de protección oficial), al 10 % (viviendas nuevas que se vendan libremente o las de protección pública) o al 21 % (para locales comerciales incluso si parte de ellos forman parte de una vivienda), siempre que se trate de una vivienda nueva, ya que este tipo impositivo solamente es aplicable a compras de nuevos inmuebles y no a los de segunda mano.

Impuestos que pagas al comprar una vivienda

No obstante, esta norma tiene dos excepciones:

  • Cuando la vivienda es del banco: Se trata de la compra de una casa que aunque sea completamente nueva, está en propiedad del banco. Este caso se da cuando un promotor que construyó la vivienda se la vende al banco, transmitiendo así su propiedad, por lo que legalmente esta sería de segunda mano, por lo que es el banco quien debe pagar el IVA.
  • Cuando la vivienda es de un promotor pero está alquilada: Si la vivienda de nueva construcción lleva más de dos años alquilada por el mismo promotor que la construyó, en este caso estarás exento del pago de IVA, pues el Estado, pasado este tiempo, la considera como de segunda mano.

Cabe destacar que, en ambos casos, estas viviendas estarían sujetas al pago de otro impuesto, el ITP.

IBI (Impuestos sobre Bienes Inmuebles)

Es  la principal tasa impositiva sobre las viviendas en España. Es un impuesto municipal de pago anual calculado en función del sueldo y de la construcción, según su valor catastral, y debe ser cancelado por todo el que tenga una vivienda en propiedad, aunque esta se encuentre desocupada o alquilada.

Varía según la zona donde se viva, pues este tributo es gestionado por los ayuntamientos municipales, aunque generalmente se ubica entre el 0,4 % y el 1,1 % sobre el valor del inmueble.

ITP (Impuesto sobre las Transmisiones Patrimoniales)

Es el tributo impositivo que se paga en España por la compra de una vivienda de segunda mano. Su valor dependerá también de un porcentaje sobre el precio de la propiedad revisado por la Comunidad Autónoma, y generalmente oscila entre el 6 y el 10 %, aunque hay una tasa reducida para familias numerosas o jóvenes.

Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD)

Se trata de un impuesto que se fija al firmar la compra en la notaría e inscribirse en el registro, y que dependerá del tipo de vivienda y del costo de la misma, aunque general puede variar entre un 0,75 y un 1,5 %.

Además de estos impuestos, deberás sumar también al precio de la vivienda, los gastos concernientes a los honorarios a cancelar en notaría, el registro de la propiedad así como la gestoría, si es el caso.

Antes de realizar cualquier compra siempre aconsejamos alquilar una vivienda durante un periodo corto de tiempo para conocer el entorno y las costumbres de la que podría ser nuestra nueva vivienda.

Ir al contenido