La Costa Blanca, ubicada en el Mediterráneo de la provincia de Alicante, es un lugar idóneo para viajar en familia. Es un sitio que cuenta con diversas localidades en las que se pueden disfrutar increíbles paisajes que enamoran a quienes los visitan. Además, se pueden disfrutar de actividades tanto para mayores como para los más chicos.

Sin embargo, en La Costa Blanca hay un pueblo que, sin duda alguna, destaca entre todos los municipios que la conforman. Nos referimos a Calpe, un lugar ideal para viajar en familia y disfrutar de unos días únicos y divertidos.

Calpe es un pueblo ubicado en la costa norte de la provincia de Alicante, cuyo Peñón de Ifach le sirve de corona. En este hermoso lugar, la familia puede disfrutar de distintas actividades y recorridos.

Una de las principales razones por las cuales las familias deciden ir a Calpe es por sus monumentos históricos. Por ejemplo, está la ermita de Salvador de Calpe, que tiene un estilo gótico. Este sitio está considerado como uno de los emblemas de la ciudad.

También está el Castillo de Mascarat, conocida por muchos como la Torre del Castellet. Este punto es ideal para que los niños (y también los padres) aprendan sobre la historia de España de una forma distinta a la habitual. Esta fortaleza se hizo con la intención de evitar la invasión de los piratas berberiscos.

Otros de los lugares de interés de Calpe son: el Peñón de Ifach y el Parque Enginent. El primero es una majestuosos mole rocosa que se eleva hasta los 332 metros de altura. Las excursiones que se hacen en el Peñón de Ifach son de las favoritas de los niños.

Vale destacar, que el recorrido en el peñón es apto para toda la familia solo durante el primer tramo, después puede ser peligroso para los niños.

En el segundo, el Parque Enginent, es una zona recreativa donde los chicos pueden disfrutar de zonas infantiles de ocio. Además, hay barbacoas, fuentes e instalaciones deportivas. Aquí los niños podrán disfrutar de lo lindo.

Planes divertidos para hacer en familia en Calpe

Lugares con áreas infantiles en Calpe

En Calpe hay muchos espacios diseñados para el disfrute de los niños. Un ejemplo de ellos son las playas. Las más populares, como playa Fossa o playa Arenal, tienen zonas de juegos donde los niños pueden distraerse.

Durante los meses de verano también se pueden alquilar patinetes, nadar hasta plataformas flotantes que están a pocos metros de la orilla, entre otras cosas.

En el centro de Calpe hay parques con columpios para los más pequeños y parques con distintas atracciones. Si estás en el centro o frente al mar, hay lugares de esparcimiento familiar bastante amenos.

En Verano las opciones se multiplican en Calpe. En la Plaza del Mediterráneo se instala una feria que abre durante las tardes y donde los niños tiene distintas actividades para realizar. La diversión de los más chicos también está asegurada en la Calle Alemania, donde hay autos, trenes y otras atracciones para la recreación de los niños.

¿Cuándo viajar a Calpe con niños?

Hay algunas fechas del año en las cuales es recomendable viajar con niños al pueblo de Calpe. Una de esas fechas es durante la Noche de San Juan, que es de las más especiales en todo el verano. En julio, mes en el que la mayoría de las familias está de vacaciones, se celebran las Ferias de Andalucía y de la Virgen del Carmen.

Por otro lado, en agosto se llevan a cabo las fiestas patronales de Calpe: Las Fiestas de la Virgen de las Nieves, que se realizan entre el 7 y 12 de agosto.

En octubre, por su parte, tienen lugar las fiestas de los Moros y los Cristianos (de 13 al 23 de octubre). Allí los niños pueden ver desfiles, batalles y recreaciones. Esta es una ocasión perfecta para ir a Calpe y ver la historia desde otro punto de vista.

Alquiler de villas en Calpe

Si buscas alquiler de villas en Calpe podrás optar por diversas opciones que seguro te encantarán. Las villas están ubicadas cerca de la playa y a pocos minutos del centro de la ciudad. Además, reúnen todas las comodidades para que las familias puedan tener unas vacaciones inolvidables.

Ir al contenido